Nintendo removió el pasado cuando lanzó su consola Super Nintendo Classic Edition. Los gamers y los no gamers de la década de los 80 y 90 fácilmente identificamos esta cajita que nos trajo tardes de diversión con los amigos. Para los que andan interesados en volver a tener esta consola, tal vez se preguntarán: ¿Qué viene de nuevo?, ¿Trae los juegos clásicos?, ¿Qué incluye? Y por eso en esta reseña trataremos de resolver algunas de estas dudas.

El Unboxing del Super Nintendo Classic Edition

La consola viene en una caja pequeña, fácil de abrir y casi no pesa. El material con el que está hecha la consola es medio delicado y el diseño es idéntico a esa consola de los 90. Trae dos entradas para los controles y son entradas diferentes a las de la original. Entonces si tenías por ahí un control de esos años, lamentablemente no podrás usarlo. El encendido y apagado es exactamente igual que la versión pasada. Incluye un pequeño cargador con salida USB y trae dos controles IGUALITOS a los que teníamos hace un par de décadas, sólo que se sienten más delicados y menos pesadas. También incluye un cable HDMI. Viene incluida una guía rápida que es suficiente para ponernos a jugar, además, viene una papeleta con todos los juegos que incluye el Super Nintendo Classic Edition.

¿Qué juegos incluye?

Trae 21 juegos de esos que hicieron historia cuando 16 bits vivían sus mejores tiempos: The Legend of Zelda, Super Metroid, Super Mario World, Super Castlenavia IV, Earthbound, Yoshi’s Island, Final Fantasy, entre otros.

¿Cómo anda en términos de desempeño?

Algo interesante es que se tiene una opción parar guardar las partidas y se puede regresar (rewind) en ciertos momentos para repetir acciones. La señal de video que envía el Super Nintendo Classic Edition está a 720p y a 60 cuadros por segundo, un tema que puede sorprender a quienes esperaban tener todo en 1080p. Las imagenes no se pueden poner en versión tamaño completo, lo que favorece a este tipo de juegos con pixeles pequeños.

El Super Nintendo Classic Edition hace un estupendo trabajo en temas de escalar imágenes aunque también esto tiene repercusiones en las tonalidades de los colores. Estos juegos no están hechos para verse de la mejor manera en una pantalla de alta definición, pero sin dudas, la consola Super Nintendo Classic Edition trae mejoras.

El lag todavía deja mucho que desear. En aquellas épocas, habían juegos que incluso no se podían jugar de la mejor manera porque el lag era demasiado alto, pues desgraciadamente esto no fue algo que mejoro mucho con el Super Nintendo Classic Edition.

En conclusión

Esta consola de la década de los 90 traída al 2018 vale la pena por la colección de juegos que incluye. Trae dos controles justo como los pasados, un diseño igualito al modelo clásico y con la opción de guardar partidas y hacer rewind. No hay que esperar mucho en términos de pixeles y lag.

Si te gustaría recibir más información 100% imparcial, suscríbete a nuestro newsletter aquí.

Carlos, el experto en tecnología de Tec-Check