Guia de comprar para encontrar la mejor lavadora para tu presupuesto

Guía de compra: ¿Qué lavadora es para ti?

Tipos de lavadora por carga de ropa

Frontales: más grandes y  de trabajo pesado

Las lavadoras de carga frontal son las que tienen la puerta de acceso en la parte de enfrente. Las dimensiones estándar son 60 cm de ancho, 85 cm de alto y con profundidad de 57 a 64 centímetros. Los controles e indicadores tales como botones, teclas, pantalla y generadores de señal se localizan arriba de la puerta. La cámara de detergente se encuentra en la parte delantera y el tamaño de tambor varía, por lo general de cinco a ocho kilogramos (kgs) de capacidad máxima. Las máquinas extra grandes incluso pueden cargar hasta diez kgs.

Toploader: caben en espacios pequeños y de trabajo ligero

Las toploader son más estrechas que las cargadoras frontales. Las dimensiones estándar son 40 a 45 cm de ancho, 88 a 90 cm de alto y con profundidad de 60 cm. El tamaño del tambor depende del diseño, generalmente, estas lavadoras tienen la capacidad de cinco a seis kg de ropa. Las toploader dado su pequeño tamaño, son ideales para los hogares individuales y apartamentos con un tamaño reducido. Además, están a precios normalmente más económicos.

Lavadora-secadora: ahorra espacio

Las lavadora-secadora son ideales para los apartamentos pequeños: se puede lavar y secar en una, ya sea por separado o en conjunto. Los servicios de lavado en la mayoría son los mismos que en dispositivos separados.

Tipos de lavadora por sistemas de lavado

Sistemas de aspas o agitador

Este es el típico en las casas mexicanas. Las lavadoras hacen su trabajo por medio del movimiento de aspas que dan un giro de ¾ de vuelta que provoca que la ropa suba y baje en el tambor. De esta manera se impregna la ropa con detergente, talla la ropa y retiene la suciedad.

Las ventajas de este sistema son: mayor durabilidad de las partes internas, menor costo, intervención durante el proceso de lavado, ciclos cortos de lavado.

Las desventajas de este sistema son: causan el mayor daño a la ropa, utilizan más agua que las de carga frontal, costos de uso más altos (detergente, suavizante), la limpieza suele ser menor que en otros sistemas.

Sistemas de impulsor

Este sistema con un plato de plástico o acero inoxidable en el fondo de la tina que provoca turbulencias que agitan la ropa para permitir que el detergente realice su labor de limpieza.

  • Las ventajas de este sistema son:
    • Mayor capacidad
    • Intervención durante el proceso de lavado.
  • Las desventajas son:
    • Alto consumo de agua
    • La ropa termina con bastantes enredos

Sistema de tambor horizontal:

Son los sistemas que la mayoría de las lavanderías tienen. La ropa se lava al girar el tambor y pasar el agua jabonosa hacia abajo y por entre la ropa.

  • Las ventajas de este sistema son:
    • Utilizan menos agua que una lavadora de carga superior,
    • Necesitan menos detergente,
    • Dañan menos las prendas,
    • Limpian mejor y son compactas.
  • Las desventajas de este sistema son:
    • Las reparaciones son más frecuentes que en los sistemas de aspas,
    • Sufren de derrames de agua con el desgaste de los empaques,
    • Retienen malos olores,
    • Requieren de detergente de baja espuma,
    • No se puede intervenir durante el proceso de lavado, ciclos de lavado más largo,
    • Precios más altos que las de aspas.

Sistema de burbujas:

Este sistema es el más innovador. Funciona con una bomba que inyecta aire a la mezcla de detergente y agua. Esta mezcla es enviada a la tina para que penetre la tela de las prendas.

  • Las ventajas de este sistema son:
    • Menor daño a la ropa,
    • Se aprovecha mejor el espacio en el tambor,
    • Ciclos de lavado cortos,
    • Menor gasto de luz.
  • Las desventajas de este sistema son:
    • Repuestos difíciles de encontrar,
    • Mayor consumo de agua,
    • Precios más elevados.

Siempre fíjate en:

1. La velocidad de centrifugado

¿Cuánto más rápida, mejor? No, siempre. El centrifugado es la operación que las lavadoras hacen para exprimir la ropa. Por lo tanto, la velocidad de centrifugado determina que tan seca va a salir la ropa luego del lavado y se mide por la cantidad de revoluciones por minuto (rpm). En términos más técnicos, el número máximo de vueltas que puede dar el tambor por minuto.

Para orientarnos de qué tan húmeda o seca terminará la ropa según la velocidad de centrifugado, puedes considerar que:

  • Lavadora de menos de 1400 rpm: la ropa sale con el 60% de humedad
  • Lavadora de >1400 rpm: la ropa sale con el 50% de humedad
  • Lavadora de 1,600 rpm: la ropa sale con el 45% de humedad

Para lugares donde la lluvia y la humedad son invitados frecuentes, una mayor velocidad de centrifugado es ideal. Sim embargo, un mayor número de rpm hace que las lavadoras sean más costosa. Menor porciento de humedad implica ropa más arrugado. Para corregir esto, las lavadoras veloces incluyen otras tecnologías como planchado fácil o antiarrugas, que las convierten en máquinas más caras.

2. El tamaño del tambor

¿Cuánto más grande, mejor? No siempre. En el tamaño del tambor siempre se cumple: mientras más grande, más cara. Por eso es importantísimo averiguar lo que realmente necesitas.

Gran hogar  = gran tambor

Hace pocos años, para las familias grandes tener en casa una lavadora de más de cinco kilos era algo costoso y estorboso. En la actualidad, existen lavadoras no industriales de 7 hasta 12 kilos. Éstas implican costos más altos no sólo a la hora de la compra sino también en el uso dado que consumen más electricidad y agua.

Pequeño hogar = pequeño tambor

Para los solteros y parejas sin hijos o familias de pocos integrantes, una lavadora normar de 6 kilos es perfecta. ¿Cuánta ropa se adapte a la máquina depende del programa de lavado. La cantidad máxima que se encuentra en la etiqueta energética y se refiere a un programa de algodón normal. Para otros programas delicados como lana, textiles deportivos o seda es recomendable una menor carga.

3. Etiquetas energéticas

Las lavadoras con carga completa son más eficaces y ahorran más energía y agua. Con un tambor incompleto, la lavadora consume casi tres veces la electricidad y el agua que cuando lava a carga completa. Por esta razón, es importante comprar la lavadora que se ajuste a tus necesidades de carga.

Según la normatividad[1], los electrodomésticos tienen una etiqueta amarilla de eficiencia (adherida al frente del producto generalmente) que informa sobre el consumo de energía anual en Kw/año y el consumo de agua de la lavadora con su capacidad en litros. Las etiquetas son diferentes para cada tipo de lavadora. Por ejemplo, para las de eje vertical, la etiqueta debe cumplir con esta información:
Picture1

Checar y comparar esta etiqueta con la de otras lavadoras significa ahorro y cuidado ecológico. Los fabricantes están obligados a presentarte esta información. Es para tu beneficio, por lo tanto, ÚSALA.

Fuentes:

http://compradorinteligente.com/2011/12/que-lavadora-te-conviene/ 
https://www.test.de/Waschmaschinen-im-Test-4296800-0/

[1] La presencia de esta etiqueta amarilla indica que el producto cumple con la Norma Oficial Mexicana NOM-015-ENER-2012. Para más información, consultar el Diario Oficial en http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5460980&fecha=15/11/2016

 

Te puede interesar también: